La primera dama siente que su mundo se le viene abajo y ahora Trump, una vez su vía rápida a la riqueza, ahroa representa un serio problema

¿Saltando del barco? Melania Trump: "Quiero irme a casa"

A mediados de noviembre, mientras el presidente Donald Trump se quejaba de los resultados de las elecciones, su esposa, la primera dama Melania Trump, se mostró públicamente de acuerdo con sus sentimientos. Pero en privado, un puñado de días después del recuento final del estado, la primera dama encargó a un emisario que averiguara discretamente lo que estaba disponible para ella en términos de presupuesto y asignación de personal para la vida después de la Casa Blanca, quizá también fuera de la vida de Trump.

¿Saltando del barco? Melania Trump: "Quiero irme a casa"
CZWUXBNAS5HV3LFJ4BZMFWGPS4
Melania Trump

Mientras el Presidente se ocupa de manera desesperada de seguir gobernando en la Casa Blanca, la primera dama ya está empacando e incluso tiene listo el almacén en Nueva York para que luego sea etiquetado y enviado a Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida.

"Ella sólo quiere irse a casa", dijo otra fuente familiarizada con el estado mental de Melania Trump. Cuando se le preguntó a la primera dama qué opina de los rumores de que su marido anunciará una nueva fuerza para reelegirse en el 2024, la fuente añadió: "No creo que eso saldría bien".

La primera dama contrató silenciosamente a Marcia Lee Kelly, del escaso personal del Ala Este de la Casa Blanca, en abril, como empleada especial del gobierno con el expertise de añadir formalidad y experiencia. No está remunerada y trabaja como voluntaria, pero su trabajo como asesora especial de Trump resultó útil en los últimos meses de su primer mandato.

Kelly, de acuerdo con discusiones de tres fuentes conocidas, actualmente está haciendo un inventario en la Casa Blanca de los muebles, arte y objetos personales de Trump.

"La Sra. Trump está centrada en su papel de primera dama. El lunes reveló su esfuerzo más actual en la preservación de la Casa Blanca anunciando la finalización del pabellón de tenis. También reveló recientemente una nueva pieza de arte en el recién renovado Jardín de Rosas. Su oficina acaba de revelar la decoración navideña de este año. Su agenda sigue llena de sus deberes como madre, esposa y primera dama de los Estados Unidos", dijo la jefa de personal de la primera dama, Stephanie Grisham, a CNN.

Melania Trump ve a Mar-a-Lago como un pacífico descanso del sol, la soledad y el autocuidado.

"Sus padres también tienen una suite de habitaciones allí, no lejos de las habitaciones familiares", dijo Leamer, quien ha pasado mucho tiempo en Mar-a-Lago como invitada de varios miembros. Viktor y Amalija Knavs, los padres de Trump, se quedan en Mar-a-Lago a menudo, y lo han hecho durante gran parte de las dos décadas que su hija ha estado con Donald Trump.

La primera dama también sabe que Mar-a-Lago es el único lugar donde su marido podría encontrar una pizca de los elogios que probablemente necesitará ahora que ha pasado cuatro años en el ojo público.

"Ella es consciente de que no es el tipo de ex presidente que se retirará a una vida tranquila para escribir sus memorias o dedicarse a la pintura al óleo", dijo una de las fuentes, refiriéndose a los hábitos post-Casa Blanca de Barack Obama y George W. Bush.

"Los miembros reforzarán su ego", añade Leamer, autora del libro "Mar-a-Lago: Inside the Gates of Power at Donald Trump's Presidential Palace", quien señala la lealtad del conjunto de Palm Beach que pertenece a Mar-a-Lago, muchos de los cuales apoyaron a Trump durante su presidencia.

Una fuente conocida añade que los rituales del club cuando Trump hace una de sus frecuentes visitas "siempre" incluyen la interpretación de "God Bless America" (Dios bendiga a América) cuando Trump y Melania Trump entran en el salón de baile o en el patio exterior a la hora de la cena.

"Es extraño", dijo la fuente sobre la forma en que el cantante del salón nocturno de Mar-a-Lago cambia de una lista de canciones de Andrew Lloyd Webber a un himno patriótico, y todos se ponen de pie cuando Trump baja a comer.

El sábado, en el mitin de Georgia, Trump le dijo a la multitud que esperaba con interés la vida posterior a la Casa Blanca en Mar-a-Lago.

"Iría a Florida... Me lo tomaría con calma", dijo.que Mar-a-Lago es el único lugar donde su marido podría encontrar una pizca de los elogios que probablemente necesitará ahora que ha pasado cuatro años en el ojo público.

Pero con Trump nunca se sabe. Lo cierto es que Melania quiere ir a casa.

Comentarios
¿Saltando del barco? Melania Trump: "Quiero irme a casa"
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW