El Fiscal General, alguna vez su más fiel escudero, lo abandona completamente

Barr socava las teorías de conspiración de Trump sobre las elecciones y las investigaciones de Hunter Biden

El Fiscal General William Barr usó su última aparición pública para socavar al Presidente Donald Trump en múltiples frentes el lunes, diciendo que no veía ninguna razón para nombrar un abogado especial para investigar los reclamos del presidente sobre las elecciones del 2020 o para nombrar uno para la investigación fiscal del hijo del Presidente electo Joe Biden.

 

Barr socava las teorías de conspiración de Trump sobre las elecciones y las investigaciones de Hunter Biden
ca-times.brightspotcdn.com
Bill Barr

El fiscal general finalmente rompió con Trump cuando de teorías conspirativas se trata. Barr también reforzó los hallazgos de funcionarios federales que declararon que Rusia estaba detrás de una masiva piratería de las agencias del gobierno de EE.UU., y no China como Trump había sugerido.

Barr hizo los comentarios en una conferencia de prensa para anunciar los cargos criminales por el bombardeo del Vuelo 103 de Pan Am, que mató a 190 estadounidenses, un tema en el que había trabajado en su anterior período como fiscal general a principios de los 90's. Eligió el anuncio para su última aparición pública, y luego aceptó preguntas.

Barr dijo que la investigación existente del Departamento de Justicia sobre los tratos financieros de Hunter Biden estaba "siendo manejada de manera responsable y profesional".

"No he visto una razón para nombrar a un abogado especial y no tengo planeado hacerlo antes de irme", dijo. Ni por fraude electoral, dijo.

Barr había estado al mismo paso que el presidente durante la mayor parte de su mandato como fiscal general de Trump. Pero Trump, como ha hecho con muchos otros en su círculo íntimo, empezó a criticar a Barr públicamente. Estaba particularmente enojado porque Barr no anunció la existencia de una investigación de dos años sobre Hunter Biden.

Y poco antes de anunciar su dimisión, Barr dijo a The Associated Press que no había visto ninguna evidencia de fraude electoral generalizado, a pesar de las afirmaciones de Trump en sentido contrario. Trump ha continuado haciendo afirmaciones infundadas incluso después de que el Colegio Electoral hiciera formal la victoria de Biden el 14 de diciembre.

Un abogado especial haría más difícil para el fiscal general entrante y el presidente cerrar las investigaciones iniciadas bajo Trump. Hacerlo podría dar una falsa legitimidad a las afirmaciones infundadas, particularmente a las multitudes de partidarios de Trump que creen que las elecciones fueron robadas porque él sigue afirmando erróneamente que lo fueron.

Las declaraciones de Barr el lunes pueden facilitar al fiscal general en funciones que asume el cargo, Jeffrey Rosen, el resistir la presión de la Casa Blanca para hacer tales nombramientos.

En sus audiencias de confirmación para el fiscal general adjunto en 2019, Rosen dijo que estaba dispuesto a rechazar la presión política de la Casa Blanca si fuera necesario. Dijo a los legisladores que las investigaciones penales deben "proceder sobre los hechos y la ley" y que los procesamientos deben estar "libres de influencias políticas impropias".

"Si la respuesta apropiada es decir que no a alguien, entonces diré que no", dijo en ese momento.

Trump y sus aliados han presentado aproximadamente 50 demandas impugnando los resultados de las elecciones y casi todas han sido desestimadas o abandonadas. También ha perdido dos veces en la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Sin ningún otro recurso legal defendible, Trump ha estado echando humo y salpicando a sus aliados para que le den opciones, ya que se niega a aceptar su pérdida.

Entre esos aliados está Rudy Giuliani, que durante una reunión el viernes empujó a Trump a incautar las máquinas de votación en su búsqueda de pruebas de fraude. El Departamento de Seguridad Nacional dejó claro, sin embargo, que no tenía autoridad para hacerlo. Tampoco está claro qué se lograría con eso.

Por su parte, Barr dijo que no veía ninguna razón para incautarlas. A principios de este mes, Barr también dijo a la AP que el Departamento de Justicia y Seguridad Nacional habían investigado las afirmaciones "de que las máquinas estaban programadas esencialmente para sesgar los resultados de las elecciones" y finalmente concluyó que "hasta ahora, no hemos visto nada que lo corrobore".

Trump ha consultado en consejos especiales con el jefe de personal de la Casa Blanca, Mark Meadows, el consejero de la Casa Blanca, Pat Cipollone, y aliados externos, según varios funcionarios de la administración Trump y republicanos cercanos a la Casa Blanca que hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir el asunto públicamente.

Trump estaba interesado tanto en un abogado para investigar los tratos fiscales del joven Biden como en un segundo para investigar el fraude electoral. Incluso propuso la idea de nombrar a la abogada del "Kraken", Sidney Powell como fiscal especial, aunque Powell haya sido expulsada del equipo legal de Trump después de que hizo una serie de reclamos conspirativos cada vez más salvajes sobre la elección, como el de que Hugo Chávez era el responsable de la derrota del presidente.

Comentarios
Barr socava las teorías de conspiración de Trump sobre las elecciones y las investigaciones de Hunter Biden
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW