Explosión en Nashville: un ataque de terror que genera mucha incertidumbre

El alcalde de Nashville, John Cooper, dijo que está al tanto de una explosión en «una sección antigua e histórica» ​​de Nashville.

Explosión en Nashville: un ataque de terror que genera mucha incertidumbre
f608x342-298197_327920_0
Explosión en Nashville

El Departamento de Policía de Metro Nashville y el Departamento de Bomberos de Nashville están respondiendo a «un incidente que involucró una explosión», según Kendra Loney, funcionaria de Información Pública del Departamento de Bomberos de Nashville. La escena aún está activa y no se proporcionaron detalles adicionales, dijo un correo electrónico de Loney a la prensa. Pero se supone que fue un acto de terrorismo perpetrado por miembros de grupos de extrema derecha y supremacismo blanco.

El supremacismo blanco es un problema real en Estados Unidos. A pesar de que el gobierno estadounidense tienda a culpar a migrantes y demás grupos minoritarios de los actos de terrorismo, desde el 2012, únicamente dos de los tiroteos del país han sido realizados por dichos grupos minoritarios.

Mientras tanto, los supremacistas blancos se alimentan de este discurso (que propicia el propio presidente Trump) para ejercer su “superioridad” sobre otros mediante asesinatos y matanzas sin sentido. Te presentamos una lista de algunos de los más importantes crímenes de odio y ataques terroristas realizados por supremacistas blancos

El atentado de Oklhoma City

El atentado de Oklahoma City fue un ataque terrorista explosivo perpetrado el miércoles 19 de abril de 1995 por Timothy McVeigh y Terry Nichols, que tuvo como blanco el Edificio Federal Alfred P. Murrah, ubicado en el centro de la ciudad estadounidense de Oklahoma City, capital del estado homónimo. Fue considerado el acto terrorista más grave ocurrido en territorio de Estados Unidos hasta los atentados del 11 de septiembre de 2001. El ataque causó la muerte de 168 personas,1​2​ entre ellos diecinueve niños menores de seis años, e hirió a más de 680.​

Masacre en Columbine High School

Con la muerte de doce estudiantes y un maestro, este tiroteo se consideraba, en 1999, el peor que había visto Estados Unidos. Los tiradores eran dos estudiantes: Eric Harris, 18, y Dylan Klebold, 17, amigos inseparables, aficionados de la filosofía y los videojuegos. Durante la preparatoria realizaban “misiones” en las que llenaban de papel de baño casas ajenas, jugaban con pirotecnia y pintaban en las calles.

Masacre escolar en Chardon Ohio

En febrero 27 de 2012, T.J. Lane tomó la pistola de calibre .22 de casa de su tío y la llevó a su escuela. Disparó diez veces y mató a tres estudiantes. Hirió a otros tres, uno de los cuales está paralizado de la cadera para abajo.

Masacre en Isla Vista

El 23 de mayo de 2014, Elliot Rodger de 22 años, subió en su BMW y, a través de Isla Vista, disparó más de 55 veces. Mató a tres personas y logró herir a trece antes de suicidarse. La pistola que utilizó fue comprada legalmente, a pesar de que su familia había reportado que tenía problemas psicológicos.

Masacre en Charleston

El 17 de junio de 2015, Dylann Roof, de 21 años, asesinó a nueve personas en una iglesia de Charleston, Carolina del Sur. El supremacista blanco fue acusado con 33 cargos, incluyendo crímenes de odio. Roof declaró que quería recomenzar la Guerra Civil y fue retratado con la bandera confederada, la misma que se utilizaba en la zona sur del país durante la Guerra de Secesión. Después del tiroteo, la bandera confederada fue finalmente retirada de la casa de gobierno, después de 50 años

Masacre en Las Vegas

El 1 de octubre de 2017, Stephen Paddock disparó desde la ventana de su hotel MGM en Las Vegas, hacia un festival de música, matando a 58 personas e hiriendo a 851. Paddock era ultra-derechista y, al igual que Timothy McVeigh (el asesino de Oklahoma), estaba motivado por teorías conspiracionales y por el miedo a perder el derecho a la segunda enmienda.

Bombas en Austin

Mark Anthony Conditt detonó varias bombas en Texas, matando a dos personas e hiriendo a otras cinco. Cuando empezó a ser sospechoso policiaco, Conditt se suicidó con otro de sus dispositivos explosivos. El asesino tenía sólo 23 años.


 

Comentarios
Explosión en Nashville: un ataque de terror que genera mucha incertidumbre
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW